Un pterigión es un crecimiento de la conjuntiva o membrana mucosa que cubre la parte blanca del ojo sobre la córnea. La córnea es la cubierta frontal transparente del ojo. Este crecimiento benigno o no canceroso a menudo tiene forma de cuña. Un pterigión por lo general no suele causar problemas o requerir tratamiento, pero se puede extirpar si interfiere con la visión.

¿Qué causa el pterigión?

La causa exacta del pterigión no se conoce. Una explicación es que demasiada exposición a la luz ultravioleta (UV) puede llevar a estos crecimientos. Ocurre más a menudo en personas que viven en climas cálidos y pasan mucho tiempo al aire libre en ambientes soleados o ventosos. Las personas cuyos ojos están expuestos a ciertos elementos de forma regular tienen un mayor riesgo de desarrollar esta afección. Estos elementos incluyen:

¿Cuáles son los síntomas?

Un pterigión no siempre causa síntomas. Cuando lo hace, los síntomas generalmente son leves. Los síntomas comunes incluyen enrojecimiento, visión borrosa e irritación ocular. También podría sentir una sensación de ardor o picazón. Si un pterigión crece lo suficientemente grande como para cubrir su córnea, puede interferir con su visión. El pterigión grueso o más grande también puede hacer que usted sienta que tiene un objeto extraño en el ojo. Es posible que no pueda continuar usando lentes de contacto cuando tenga un pterigión debido a molestias.

¿Qué tan grave es el pterigión?

Un pterigión puede llevar a cicatrices severas en la córnea, pero esto es raro. La cicatrización de la córnea necesita ser tratada porque puede causar pérdida de la visión. En los casos menores, el tratamiento generalmente involucra gotas o ungüento para tratar la inflamación. En los casos más graves, el tratamiento puede incluir la extirpación quirúrgica del pterigión.

Pterigión

¿Cómo se diagnostica?

Diagnosticar un pterigión es sencillo. Su oftalmólogo puede diagnosticar esta afección basándose en un examen físico con una lámpara de hendidura. Esta lámpara le permite al médico ver el ojo con la ayuda de un aumento y una iluminación brillante. Si su médico necesita hacer pruebas adicionales, pueden incluir:

  • Prueba de agudeza visual. Este examen consiste en leer letras en una tabla ocular.
  • Topografía corneal. Esta técnica de mapeo médico se utiliza para medir los cambios de curvatura en la córnea.
  • Documentación fotográfica. Este procedimiento implica tomar fotografías para rastrear la tasa de crecimiento del pterigión.

¿Cómo se trata el pterigión?

Un pterigión generalmente no requiere ningún tratamiento a menos que esté bloqueando su visión o causando un malestar severo. Su doctor de atención de la vista puede querer revisarle los ojos ocasionalmente para ver si el crecimiento está causando problemas de visión.

Medicamentos

Si el pterigión está causando mucha irritación o enrojecimiento, su médico puede recetarle gotas o ungüentos para los ojos que contengan corticosteroides para reducir la inflamación.

Cirugía

El médico puede recomendar una cirugía para extirpar el pterigión si las gotas para los ojos o los ungüentos no proporcionan alivio. La cirugía también se realiza cuando un pterigión causa una pérdida de la visión o una afección llamada astigmatismo, que puede resultar en visión borrosa. También puede hablar con su médico sobre los procedimientos quirúrgicos si desea extirpar el pterigión por razones estéticas.

Hay un par de riesgos asociados con estas operaciones. En algunos casos, un pterigión puede regresar después de ser removido quirúrgicamente. Su ojo también puede sentirse seco e irritado después de la cirugía. Su médico le puede recetar medicamentos para brindar alivio y reducir el riesgo de que el pterigión vuelva a crecer.

¿Cómo puedo prevenir el pterigión?

Si es posible, evite la exposición a factores ambientales que puedan causar un pterigión. Usted puede ayudar a prevenir el desarrollo de un pterigión usando gafas de sol o un sombrero para proteger sus ojos de la luz solar, el viento y el polvo. Sus gafas de sol también deben proporcionar protección contra los rayos ultravioleta (UV) del sol. Si usted ya tiene un pterigión, limitar su exposición a lo siguiente puede retrasar su crecimiento:

  • polvo
  • polen
  • fumar
  • luz solar

Evitar estas condiciones también puede ayudar a prevenir que los pterigiones regresen si usted se ha hecho una extirpación.

Otras  condicciones que afectan al ojo son

Pterigión, Causas, Síntomas, Complicaciones, Diagnóstico y Tratamientos
5 (100%) 1 vote